Shin Megami Tensei IV: Apocalypse Review

La saga RPG estrella de Atlus vuelve a Nintendo 3DS, luego del aclamado Shin Megami Tensei IV. ¿Podrá esta nueva entrega superar a su antecesor? ¡Descúbrelo en el siguiente análisis de Primer Player!

Shin Megami Tensei es una serie de videojuegos que viene desde hace casi 30 años contándonos tenebrosos relatos, al mismo tiempo que nos aliamos con dioses, demonios y seres mitológicos para lograr nuestros objetivos en luchas por turno. Este 2016 ha salido la secuela de la cuarta entrega de la línea principal de juegos, para la misma consola que saliera su antecesor en 2013.

Historia

Los juegos de la saga apodada “Megaten” suelen tener una historia bien elaborada, con múltiples finales según las decisiones que tomes durante el juego. Apocalypse no es la excepción, ya que se desarrolla en los momentos finales de los sucesos de la rama neutra de Shin Megami Tensei IV, explicando muchos misterios que quedaron sin resolver, mostrándonos al héroe de la entrega anterior desde el punto de vista de los habitantes de Tokio y sembrando más incógnitas que mantienen el interés en seguir descubriendo los sucesos a medida que se desarrollan.

Todo comienza cuando Nanashi y su amiga Asahi, dos aspirantes a cazadores de demonios, manifiestan su interés por realizar misiones de verdad, es decir, luchar contra los enemigos que mantienen sometida a la humanidad. Sus amigos y superiores se lo prohíben, pero deciden sacarlos a aprender los primeros pasos para ser cazadores. De forma inesperada aparece un demonio muy poderoso que acaba con los dos instructores y con Nanashi. Al morir, éste va al inframundo, donde es llamado por el semidiós Dagda, quien le ofrece poder y una nueva oportunidad para vivir. Al aceptar, Nanashi pasa a ser la marioneta de esta misteriosa criatura que sólo desea acabar con todo ángel o demonio que se le cruce. Así, al revivir, el protagonista es capaz de enfrentar a quien lo asesinara, salvando a Asahi, quien era la siguiente en la mira. A partir de esto el juego comienza a mostrarse y fascinarnos con su misterio e impredecible historia.

Gráfica

Hablando del aspecto gráfico, podemos decir que el juego ha mejorado levemente respecto a SMT IV, teniendo personajes ligeramente más detallados y una interfaz casi idéntica, aunque con cambios en los colores y cambios estéticos pequeños. Algunos elementos como los edificios de Tokio se repiten mucho entre sí y los escenarios no muestran mayor mejoría respecto a lo ya visto, dado a que se desarrollan dentro del mismo mundo y contexto de la entrega anterior. Es decir, a nivel de polígonos el juego es bueno, pero está lejos de sacar todo el provecho de la consola.

A pesar de esto, los sprites y dibujos 2D tienen mucho carácter, están muy detallados y son agradables a la vista, donde casi ni se notan dientes de sierra en ellos, teniendo en cuenta la baja resolución de la consola y el tamaño de una pantalla de una 3DS XL. El 2D es donde más se destaca el juego, siendo sobresaliente.

Si a todo esto le añadimos los efectos en batalla, donde los enemigos son cortados por la mitad o sangran tremendamente al ser aniquilados por un disparo, el título se mantiene dinámico gracias a estos pequeños detalles que de no estar le quitarían emoción.

Jugabilidad

En este apartado es más o menos lo que ya se ha visto anteriormente, aunque con ciertos cambios para bien. Por una parte se mantiene el clásico gameplay por turnos RPG con el sistema de press turn, donde se debe explotar las debilidades elementales del enemigo para poder obtener turnos extra y así obtener ventaja en la batalla. El problema es que el enemigo también se puede aprovechar de tus puntos débiles y usarlos a su favor. Las cosas que te dan turnos extra son atacar una debilidad elemental, hacer un golpe crítico, repeler, anular o absorber el daño que el enemigo intentará hacerte. Esto le restará turnos, te sumará a ti y hará que tu personaje -o demonio aliado- haga un smirk (sonrisa de confianza), lo que hace que su próximo ataque sea crítico e impida que le hagan daño crítico, incluso anulando debilidades elementales. Por razones como éstas, el juego en sí está repleto de estrategia al momento de las batallas.

También tenemos las secciones donde recorreremos los escenarios en busca de tesoros (reliquias), armas, ítems o cumplir misiones que nos darán experiencia.

Por supuesto, el aspecto más importante es el de aliarse con criaturas, donde se debe conversar con ellos y tratar de persuadirlos. Algunos pedirán dinero, otros te harán preguntas o te pedirán que asesines a uno de tus compañeros. Cada demonio tiene su carácter y si les caes mal, podrás perder todos tus turnos y ser atacado sin piedad. Pero en caso de ser reclutado, te puede dar regalos o traer más compañeros consigo, según el progreso que lleves en Shin Megami Tensei IV: Apocalypse. Luego podrás fusionarlos entre sí para obtener criaturas más poderosas. El título cuenta con cerca de 450 demonios en total.

Innovación

En lo que respecta a las novedades incorporadas, no hay nada sustancial que mencionar, aunque algunos cambios importantes son algunos retoques gráficos a ciertos elementos, una mejor señalización en los mapas de las ciudades, el sistema de batalla donde se le ha dado más importancia al smirk, la ayuda de tus aliados en los combates, que ahora tienen una mejor inteligencia artificial y podrás elegir quien quieres que participe. Además, si llenas cierta barra de apoyo, todos tus amigos podrán hacer un ataque en conjunto, para hacer mucho daño al enemigo, tal y como se ve en la saga Persona.

Optimización

No se ven caídas de framerates, el juego hace un buen uso del Streetpass e incluso te premia si terminaste Shin Megami Tensei IV. Los menús tienen varios niveles de profundidad gracias al efecto 3D de la consola; son pequeños detalles que muestran el cuidado con el que fue hecho el título. Se extraña un tipo de control específico para New 3DS y su segundo análogo, ya que como antes hay que mover la cámara con R y L, lo que se siente un poco limitado si cuentas con la nueva consola.

El detalle más bajo en cuanto a la experiencia en general, que fue mejorada en todo sentido respecto a lo ya visto, es la ausencia de un mapa intuitivo y claro al momento de recorrer Tokio. Antes era un verdadero dolor de cabeza cuando te enviaban de una zona de la ciudad a otra, usando como única guía los nombres japoneses de los sectores o distritos. Ahora, al menos, se muestra una bandera que sirve de guía, pero de todas formas el mapa sigue siendo confuso y e incómodo.

Sonido

La música está muy bien lograda, ambientando distintos tipos de emociones en este Tokio post-apocalíptico. La mezcla entre música tradicional, electrónica con toques industriales ayuda perfectamente a lograr la inmersión en el título.

Por otra parte, las conversaciones están totalmente actuadas, siendo interpretadas de forma bastante competente.

Conclusión

Nos encontramos ante un deleite para quienes gustan de un buen RPG, con una historia elaborada y donde tus decisiones influyen en su desarrollo. No es un juego fácil, ni mucho menos corto, pero es de esas experiencias que, a pesar de una que otra falla en general, no quieres que termine.

  • Historia: 9
  • Gráfica: 8
  • Jugabilidad: 9
  • Innovación: 7
  • Optimización: 6
  • Sonido: 8

Lo Bueno

  • Historia bien hecha
  • Múltiples finales
  • Sistema de combate mejorado
  • Excelente arte

Lo Malo

  • El mapa aun es algo confuso
  • Se reciclan locaciones y música del anterior
8

Muy bueno

Loco y apasionado por muchas cosas distintas de la vida, entre ellas los videojuegos. Prefiero un buen RPG antes que algo sin mayor historia, pero igual juego de todo, en especial si es para retar a algunos amigos. Animalista y bastante animal al mismo tiempo. El notero catete de algunos videos de Primer Player.

¿Olvidó la contraseña?

Cargando...