Paper Mario: Color Splash Review

El fontanero de Nintendo hace sus últimas apariciones en Wii U, siendo uno de los últimos lanzamientos para la consola. Cuando se mostró el juego, en las redes sociales se creó una oleada de comentarios negativos, diciendo que podría ser peor que Sticker Star de 3DS, por seguir alejado de sus raíces RPG. ¿Será así? ¡En Primer Player te contamos!

Historia

Mario está tranquilo en su casa, cuando de pronto llega la Princes Peach y un Toad con una misteriosa carta, que es nada menos que un Toad de papel (como todo en el juego) completamente decolorado. Mario, Peach y el otro Toad se embarcan al lugar de origen de la carta para encontrar respuestas, pero en vez de encontrarse con una cautivadora Isla Primsa, se encuentran con un pueblo fantasma, con muchos espacios sin color. Todo se agrava cuando a Toad le quita la vida un Shy Guy con una bombilla, robando todo su color.

Por supuesto, Bowser y los Koopalings están detrás de todo esto y terminan secuestrando a Peach, lo que es un cuento demasiado repetido, especialmente si consideramos que gran parte de lo que es un RPG recae en lo interesante que sea la narración. Si bien la historia es plana en lo macro, en los detalles es entretenida, ya que contiene muchos personajes carismáticos, diálogos que te harán reír y un sinnúmero de pequeños detalles que hacen que el mundo de Color Splash sea muy grato.

Jugabilidad

Paper Mario se inició como una saga puramente RPG en Nintendo 64, de hecho, se le llamaba Super Mario RPG 2. En las últimas entregas la saga se ha desviado de sus raíces, hecho que ha molestado a los fans. Sin embargo, Color Splash para Wii U se acerca a la jugabilidad RPG inicial, al mismo tiempo que también se aleja de ella.

Por una parte vuelven los combates por turnos, los que usan un sistema de cartas: durante la aventura recogerás diferentes cartas con distintos íconos, como botas o martillos. Éstas indican el tipo de ataque que realizarás. Debes escoger una carta, darle color (así adquiere más fuerza) y lanzarla del Gamepad al televisor para que Mario ejecute el ataque. Como siempre, si presionas el botón “A” en los momentos apropiados, tus movimientos harán más daño.

Hay mucha variedad de cartas y es fundamental saber utilizarlas ya que los enemigos se rigen por las “físicas” de Mario, en el sentido de que si has saltado sobre un Koopa Troopa, se esconderá en su concha. Si saltas sobre él nuevamente, la empujarás y así harás daño al resto de los enemigos. Eso sí, debes fijarte si al final del escenario de lucha hay un muro o algo similar, ya que se te devolverá inesperadamente y te hará daño.

Todo lo relatado suena muy RPG, pero ¿en qué se aleja del género? Básicamente en que no hay sistema de subir de nivel o de leveleo, sino que sólo podrás incrementar tu capacidad de almacenar tinta (que sirve tanto para la batalla como en los mundos), la capacidad de cartas que puedes almacenar y la potencia de las cartas. Es distinto; no resulta molesto, sino que sólo distinto.

Por otra parte, cuando paseas por los mundos, debes ir pintando con el martillo las zonas en blanco, lo que te quita tinta. Para recuperarla debes golpear objetos del color correspondiente y tomar las gotas que dejen caer. Además hay diversidad de puzles ingeniosos que utilizan muy bien el Gamepad, como el sistema de recorte, que hacen que Paper Mario Color Splash tenga una jugabilidad diversa y entretenida.

Gráfica

Este es por lejos el aspecto más cuidado del juego, donde todo luce como si estuviese hecho de cartón e incluso se comporta como tal. Detalles como el viento meciendo violentamente a los personajes de papel son simplemente hermosos. Las texturas de los diferentes materiales lo hacen verse muy realistas dentro de lo caricaturesco que es todo. Se han preocupado de todo: si golpeas una superficie alta o vertical con el martillo, éste se detiene en la zona correcta e incluso se dobla como lo haría el papel.

Algunos enemigos al caer al agua quedan como papel mojado, con toda la pintura corrida. Incluso, cuando usamos cartas especiales, que serían algo así como los Summons clásicos de las grandes franquicias RPG cambia el entorno por uno hiperrealista y se ejecuta el ataque. Es increíble lo que la gente de Intelligent Systems logró hacer en Wii U.

Es tan cuidado este aspecto, que el daño en los enemigos se mide según cuánta pintura les queda. Se van decolorando con el daño; cuando quedan blancos han sido derrotados.

Innovación

Esta entrega de Paper Mario es uno de los mejores de la saga que hemos visto en mucho tiempo, no sólo por recuperar algo de lo clásico, sino porque la innovación va por el camino correcto. El sistema de batalla con cartas añade suficiente estrategia a este título, ya que hay que escogerlas bien no sólo por el tipo de enemigo, sino para ahorrarlas, porque una vez que se usaron, desaparecen. Cuando te veas escaso de éstas vas a empezar a valorar bien qué movimiento harás, cuántas cartas usarás por turno, etc.

Además de eso, la idea de ir pintando los espacios en blanco del mapa y así ir recibiendo monedas y otros regalos es entretenido y te mantiene pendiente de las acciones que haces, del entorno que suele ocultar secretos e incluso te hace estar ahorrando pintura y estar buscando relleno en los objetos cercanos.

Los originales puzles, como el sistema de recorte, que recuerdan un poco a la entrega de Wii aportan un sentido extra de novedad y exploración.

Optimización

Sorprendentemente el juego corre a 1080p, algo rara vez visto en Wii U a unos estables 30 FPS. Se hace buen uso del Gamepad, más allá de lo que suele hacerse en entregas para esta consola, donde generalmente queda relegado a un mero mapa.

Un detalle que se agradece montones es que el guardado es muy veloz, así que guardar no mata el ritmo del juego.

Sonido

Paper Mario Color Splash ha cuidado este aspecto, dando diferentes sonidos a las superficies. Dar un martillazo al suelo no es lo mismo si es de “concreto”, “madera” o “tierra”, cada superficie tiene su propio efecto.

Si nos remontamos a la música, está muy bien incorporada. Es difícil que un juego de Mario tenga mala música y esta no es una excepción a la regla. No nos vamos a encontrar con ninguna pieza maestra o que se nos quede pegada, se olvidan de inmediato, pero ambientan perfectamente la aventura y la mantienen con este espíritu ligero-humorístico.

Conclusión

Paper Mario: Color Splash es el camino correcto que debe seguir la serie para volver a la gloria. Está lleno de pequeños detalles gráficos y sonoros que te hacen deleitarte con el amor impreso en la obra. Los diálogos te harán reír, las batallas podrán ser desafiantes y los puzles te podrán dejar pensando un rato en cómo resolverlos. No es una obra maestra, pero es un gran título, totalmente digno de llevar el nombre de Paper Mario.

– Gráfica: 10/10
– Historia: 6/10
– Jugabilidad: 8/10
– Innovación: 7/10
– Optimización: 9/10
– Sonido: 7/10

Lo Bueno

  • Gráficos hermosos
  • Personajes memorables
  • Buen uso del Gamepad
  • Se retorna un poco al RPG

Lo Malo

  • Otra vez Peach es secuestrada
  • Música poco destacable
7.8

Bueno

Loco y apasionado por muchas cosas distintas de la vida, entre ellas los videojuegos. Prefiero un buen RPG antes que algo sin mayor historia, pero igual juego de todo, en especial si es para retar a algunos amigos. Animalista y bastante animal al mismo tiempo. El notero catete de algunos videos de Primer Player.

¿Olvidó la contraseña?

Cargando...