Mirror’s Edge Catalyst Review

El motor Frostbite, nos trae un juego esperado por muchos, pero que también genera una gran interrogante, ¿es buena idea sacar otro juego de Mirror’s Edge?
La pregunta que se plantea tiene relación con que muchos tenemos o mejor dicho, teníamos, la duda de si sacar un nuevo título, nos mataría la idea de un trabajo hermoso y de culto, que se realizó en la generación pasada.
Ahora Electronic Arts y DICE dejan caer su más reciente entrega, para PlayStation 4, Xbox One y PC, que si bien tiene grandes puntos a favor, también posee otros que dejan mucho que desear, en especial teniendo en cuenta que eran algo muy solucionable. Veamos si esta nueva historia de Faith, puede trascender y elevar aún más el nombre que se ganó Mirror’s Edge.

Historia

La historia  de Mirror’s Edge Catalyst es una que deja mucho que decir, esto se debe principalmente a que ella es simple directa ya  no ser por un par de secretos es difícil de encontrar alguna cosa “atrayente”.

Muchos dirán que la narrativa no es lo primordial en este tipo de entregas, pero tenemos que decirlo bien claro, que desaprovecha el mundo creado en esta IP, por un lado, con personajes planos, sin evolución, predecibles y/o prescindibles, y por el otro lado, con una narrativa que carece de profundidad, es básica y plana, como si se tratara de un libro de vampiros hecho para masas de adolescentes llenos de hormonas y poco raciocinio.

No tiene giros de guión buenos, ya que es previsible y toda la narración es un cliché mal logrado.

En honor a los que buscan una referencia concreta del contenido, la historia, nos ubica tiempo después del primer juego, e iniciamos nuestra aventura justo después de ser liberada, momento en el que la protagonista no demora en sacar a la luz su postura de vida y comienza a luchar contra el sistema opresor del que la mayoría, por no decir todos, son presa.

En el título se buscan resolver distintas incógnitas  que quedaron de la precuela y otras más. Por otro lado, la búsqueda de la hermana de Faith, es parte de los puntos fundamentales que se tratan de resolver en la poco interesante narrativa de Mirror’s Edge Catalyst.

Jugabilidad

La jugabilidad es algo imprescindible en un título como este. Si bien, dentro de la industria del videojuego, tenemos muchos juegos que explotan el parkour, sin ir más lejos Assassin’s Creed, en Mirror’s Edge Catalyst el resultado es mucho mejor y más necesario, incluso para la narrativa.

Aquí los puntos más relevantes que surgen son, la adrenalina, velocidad y una clara sensación de libertad, algo que se logra transmitir por medio de un gameplay que está muy pulido en este aspecto.

Pero tenemos grandes limitantes a la hora de jugar. Primero aclarar que el concepto principal que se desprende de la propuesta, es que, es un título que explota la emoción de la aceleración y el vértigo, pero en Mirror’s Edge Catalyst, nos “cortan las alas”.

Ahora se incluyó un “árbol de habilidades”, cosa de moda en los juegos. Este agregado hace que podamos optar a desbloquear destrezas muy útiles y llamativas, pero también estorba, a causa de que muchos movimientos que deberían estar incorporados desde un inicio faltan.

El punto anterior es algo que vuelve ridículamente lento el jugar y rompe el concepto original, ya que nos detenemos a desbloquear habilidades, que no tiene sentido el no tenerlas desde un inicio.

Por otro lado, el mundo abierto que nos propone esta entrega, es algo que ayuda al desarrollo de una exploración más dinámica y aventurera, algo que le sienta muy bien con el estilo de Mirror’s Edge Catalyst.

Por la ciudad nos encontramos con coleccionables, que se resumen en 324 fugas de red, 251 piezas electrónicas, 40 bolsas secretas, 45 grabaciones de vigilancia y 42 documentos. Esto nos permite tener más horas de juego y poder disfrutar del parkour por los techos, con una libertad pocas veces vista en los juegos, algo que para muchos puede resultar en una experiencia satisfactoria.

Gráfica

El juego no es una gran exhibición visual, pero logra respetar el arte conceptual que vimos en la primera entrega. Esto se ve en lo limpio y preciso de su estética, algo que sin duda trae recuerdos de la precuela.

Esto es acompañado por una iluminación precisa, llena de los colores característicos, que no saturan la pantalla y dejan que la expresión de un mundo oprimido y bajo un yugo de unos pocos, se entienda sin dar palabra alguna.

Es así como también el apartado visual nos deja la sensación de caminos limpios en donde el vértigo y la velocidad son algo importante en la atmósfera. Por ende el concepto fotográfico que nos plantean los desarrolladores y artistas está bien logrado y se conecta a la maravilla con las ideas centrales del juego, es decir, por un lado la opresión del pueblo y por otro la velocidad y libertad de aquellos que se revelan.

Si tenemos que señalar un punto negativo, tenemos lugares en donde los polígonos son horrorosos, ejemplo de esto, son los mal hechos hombros de Faith. Nos encontramos con puntas en un lugar donde debiere ser un modelado redondo, algo que es impresentable para la actualidad.

Sonido

Últimamente nos estamos acostumbrando a juegos que tienen un acabado sonoro que es bastante bueno. Tenemos casos como el de Doom o Quantum Break, ahora con Mirror’s Edge Catalyst la tendencia sigue por un buen camino, esto lo podemos afirmar probando el juego con audio 5.1 y 2.1.

El juego se luce en distintos aspectos, uno de los primordiales es el trabajo de las voces o mejor dicho el doblaje, no tan solo en las cinemáticas, ya que también in-game el desempeño del audio es excelente y no presenta ripios o baja en la calidad. Tampoco podemos decir que queda desfasado.

Otro aspecto a destacar son las distintas voces que se pueden encontrar durante la partida, ya que no se estorban, es decir no se superponen, como recurrente en muchos títulos, sin ir más lejos en One Piece Burning Blood, juego que recientemente analizamos. En Catalyst se logra de sobremanera este punto y cuando tenemos interacciones entre personajes y voces externas el efecto de selección de audio es impecable.

La música o la banda sonora acompañan bien las escenas, en especial las de acción, en donde se logra un buen cambio de ritmo. Por otro lado, puede que en determinadas partes donde tenemos mayor carga de “adrenalina”, hubiesen sido ideal más “fuerza” o intención de la” música” por enfatizar los peak de acción.

Para finalizar este apartado, es prudente señalar que puedes tener algún error en el sonido, es decir, puede que en parte se pegue el audio y desaparezca brevemente.

Optimización

El juego en líneas generales tiene un muy buen rendimiento, en consola, no podemos decir que es un portento, pero título goza de un buen rendimiento.

Lo anterior lo sostenemos por el hecho de que si bien los 60 cuatros por segundo, notamos que en partes baja el rendimiento y  es en lugares que sorprende por no ser de una alta carga visual.

Defectos de pop-in encontramos en las texturas y las imágenes en general no tienen el look visual que deberían, esto en comparación con las cinemáticas que son prerenderizadas.

En resumen, tenemos un juego que presenta defectos, estos no están ligados a problemas de potencia de las máquinas, sino más bien a errores en el desarrollo.

Innovación

Si hablamos de innovación, lo tenemos que hacer señalando directamente a su antecesor. Esto se debe a que dicho juego es uno de los más innovadores y llamativos títulos que podemos encontrar en la generación pasada (PS3 y 360).

Podríamos decir que Mirror’s Edge Catalyst, es un juego normal, pero si agrega cosas llamativas, con el hecho de contar con un mundo abierto, darnos la opción de desbloquear ciertas habilidades muy atractivas y llenarnos de mini retos y búsqueda de objetos.

Si bien no agrega nada nuevo al género y muchos podrían decir que queda corto en este aspecto, es necesario decir que lo que agrega lo hace más menos bien, no como otros títulos del último tiempo.

Conclusión

Mirror’s Edge Catalyst es un juego normal, no tiene mayores problemas en ningún aspecto, pero tampoco sobresale en mucho. Si tenemos que agregar que tanto su jugabilidad como su propuesta visual son algo a destacar, ya que nos entregan una propuesta que se aleja de títulos más tradicionales.

Tal vez, una historia o narrativa más potente, con personajes mejor desarrollados hubiesen hecho de este título uno de los candidatos a ser el juego del año, pero nos tenemos que conformar con el resultado de esta secuela, en la que agradecemos no destruir todo lo hecho en la  anterior entrega.

  • Historia: 6/10
  • Jugabilidad: 9,5/10
  • Gráfica: 9,5/10
  • Sonido: 9,5/10
  • Optimización: 9/10
  • Innovación: 7/10

Lo Bueno

  • Buena dirección de arte
  • Se retoma la acción netamente parkour
  • Excelente sonido

Lo Malo

  • Historia plana y predecible
  • Árbol de habilidades muy limitante
  • Gráficamente débil en elementos básicos
8.4

Muy bueno

Director, adicto a la simpatía y los buenos momentos! fanático de la Vida :) Per aspera ad astra.

¿Olvidó la contraseña?

Cargando...