Yakuza Kiwami 2 Review

Yakuza Kiwami 2, el remake de Yakuza 2 llega a PlayStation 4 con más que un simple lavado de cara para un juego de hace 10 años, sino que pretende mejorar uno de los títulos más premiados dentro de una saga que goza de buena reputación en cuanto a la calidad de sus títulos.

La pregunta es si se le hace honor al buen nombre de Yakuza 2, mejora el producto de base o sólo es una mancha de mediocridad en una serie casi impecable. ¡Resolvamos la duda de inmediato en este análisis!

Historia

Más que contarles de qué se trata el juego, en este apartado es importante destacar que se trata de una de las mejores historias dentro de la saga, la cual, si tiene un fuerte es su poderosa narrativa. De este modo, la historia es intrincada, profunda y llena de personajes que se congenian para darle fuerza al relato.

No sólo se nos presenta un argumento potente y crudo dentro de los Yakuza, sino que hay varias misiones secundarias que en sí mismas resultan interesantes y divertidas, más allá de servir como un “relajo” entremedio de la tensión del conflicto principal.

Pero ésto no acaba ahí, puesto que se ha añadido una historia paralela exclusiva de este título, donde se cuenta cómo Goro Majima llega a donde está y los sucesos posteriores a Yakuza 0 y Kiwami, dándole mayor desarrollo a un personaje que con el tiempo explotó su gran potencial.

De esta manera nos encontramos con un relato que juega muy bien con los ritmos de tensión, humor, locura y cordura que presenta el mundo de Yakuza.

Jugabilidad

En cuanto a la forma de enfrentar el juego, la fórmula es casi lo mismo de siempre, eso sí, quitando y agregando mecánicas para mantener a la receta fresca, que causan algunos efectos positivos, pero quedando a medio cocinar en instantes. Un cambio que debe ser mencionado es que se quitó, al igual que en Yakuza 6, el cambio entre estilos de pelea, teniendo una sola forma para enfrentar a los enemigos, pero la novedad reside en que las armas que tomemos de los enemigos podremos equiparlas o guardarlas para enfrentamientos futuros, siendo una mecánica que no se había desarrollado bien con anterioridad.

Gracias al Dragon Engine, volvemos a estar en un ambiente cohesionado, donde podemos entrar a las tiendas sin tiempos de carga, ya sea para comprar algún producto o causar desmanes dándole alguna paliza a los enemigos.

Por supuesto, los minijuegos están de vuelta, presentándonos una gran variedad de éstos, entre los que están los arcade con Virtua Fighter 2, los deportes con el baseball u otras actividades como jugar dardos, cantar karaoke, administrar un cabaret y el regreso, con ligeros cambios, de la batalla de escuadrones como vimos en la pasada entrega en el creador de clanes.

No todo es perfecto, claro está, ya que hay errores o “mecánicas” a medias que resultan molestas, por decirlo de manera simple. El mayor error dentro del título es la imposibilidad de Kiryu de tomar las armas enemigas que quedaron tiradas después de un combate, problema que no se ha resuelto nunca, pero que molesta más que nunca, debido al protagonismo que éstas toman dentro de la estrategia de las peleas.

El otro error que es casi imperdonable reside en que todavía quedan algunos muros invisibles que impiden el paso de los personajes de un modo brusco, a diferencia de la elegancia con la que se hace en otras zonas de las ciudades a explorar.

Gráfica

En Yakuza 6, con el Dragon Engine, se vivió un salto gráfico enorme para la franquicia, siendo Kiwami 2 un buen continuador de la tendencia, lo que no está exento de ligeros problemas cuando se comienza a hilar fino.

Kamurocho luce simplemente genial, especialmente de noche cuando se encienden las diferentes fuentes de luz y el vapor emana de tiendas o alcantarillas, dejando claro que en cuanto a ambientación y fotografía, el Ryu Ga Gotoku Studio sabe lo que hace a la perfección. Para qué mencionar los modelos de los personajes importantes, que exhiben texturas de piel o ropa que traspasan una sensación de realismo única.

Las partículas en las batallas son dinámicas, bien logradas e interactivas con su entorno, ya sean luces que indican golpes fuertes, el estado mental de Kiryu o la sangre que sale de los personajes al recibir una paliza.

Como en todo juego, lo menos importante o notorio recibe menor detalle, para concentrarse en lo que el jugador verá con mayor detención, de esta forma los personajes de relleno o NPC de poca importancia lucen extraños dentro del juego si se observan en detalle.

Los problemas salen a la luz de manera muy sutil, cuando en ángulos muy precisos de la cámara el anti aliasing desaparece de algún objeto, dejando a la vista dientes de sierra que rompen la armonía de la imagen.

Sin embargo, se puede hablar que el error más grave cometido por el título está con Haruka, la niña apardrinada por Kiryu y eje de la mayoría de conflictos en la franquicia que, siendo un personaje tan importante, no se ha trabajado de forma correcta, lo que se nota especialmente en su cabello, donde se pueden apreciar texturas muy por debajo del nivel esperado y, lo peor, es que éste se encuentra adherido a la espalda de la niña, haciendo que no tenga movimiento propio, sino que sea como una especie de pegamento en su cabeza, que muestra su peor cara al girar el cuello en cualquier dirección. De esta forma, cinemáticas importantes se ven arruinadas por la grosera tecnología aplicada.

Sonido

En la ruidosa ciudad de Kamurocho se puede notar como cada tienda o máquina expendedora tiene su propio sonido, haciendo que la atmósfera de un barrio como aquel se sienta muy realista. Si a ello le agregamos las sirenas lejanas y conversaciones de personajes existentes en el mapa, ya sean visibles o no, se ha hecho una labor espectacular para ambientar.

El sonido de los pasos cambia según lo que se está pisando y los efectos de las batallas, si bien son exagerados, encajan justamente con el tono de las peleas, que hacen gala de un gran sentido del espectáculo.

La música es sutil al recorrer escenarios o enfrentar estados de ánimo, haciendo que pase desapercibida sin molestar, la que se roba la atención con guitarras y baterías al empezar los combates, dando el sentido justo de adrenalina al momento. Sin embargo, es justamente la música, la cual sólo ha sido alagada hasta el momento, la que genera la incomodidad de este espacio, debido a su notoria carencia de transiciones entre piezas, rompiendo la inmersión de manera brusca.

Si pasamos a revisar las actuaciones de voz, son sencillamente impecables sin pasarse a lo dramático y sin caer en la inexpresividad.

Optimización

Yakuza Kiwami 2 muestra cómo el equipo encargado ya se siente cómodo con PlayStation 4 y el Dragon Engine, presentando un gran nivel de detalle en todo aspecto a 30 fps relativamente estables. Todavía no son perfectos, pero se ha mejorado mucho respecto a Yakuza 6, siendo los únicos bajones en framerate al momento de activar algún evento pero, por lo demás, son breves.

Si tenemos en cuenta el nivel de detalle que exhibe en todo nivel el entorno en el que se desarrolla el juego, sorprende la labor que ha hecho el Ryu Ga Gotoku Studio, aunque todavía queda por pulir.

Innovación

El remake de Yakuza 2 se lleva los aplausos por tomar riesgos y evitar que la fórmula de los juegos se agotara, cambiando elementos de la jugabilidad, replanteando la historia, agregando el “parálogo” de Goro Majima y nuevos minijuegos; todos cambios que nadie pidió, pero que en perspectiva son una muestra del cariño con el que se ha confeccionado el título.

Detalles como el hecho de que personajes a los que has ayudado salgan al rescate en medio de una batalla, prestándote algún arma, por ejemplo, y otorgándole una nueva dinámica al juego, además de un mayor propósito para ayudar a los peatones, resulta excepcional.

Conclusión

A diferencia de lo que se ha podido ver en esta generación de remasters y remakes, Yakuza Kiwami 2 no sólo lava la cara de un juego relativamente antiguo, sino que lo expande, lo desarrolla y lo mejora más allá de lo esperado. Es así como se obtiene una gran entrega dentro de la serie, que está casi a la altura del magistral Yakuza 0, si no mejor.

Yakuza Kiwami 2 te asegura acción, risas, una cinematografía espectacular, un relato que te mantendrá atrapado tras sus intrincados misterios y personajes que vas a recordar por años. Sin duda se podría considerar un infaltable para quienes disfrutan buenas historias, acción ridícula y brutal y/o el extraño sentido del humor japonés; todo eso en un paquete que logra cohesionar aquellos diversos elementos en una sola experiencia.

  • Historia: 10
  • Jugabilidad: 8
  • Gráfica: 9
  • Sonido: 9
  • Optimización: 9
  • Innovación: 9

Lo Bueno

  • Excelente historia
  • Acción espectacular
  • Nuevas mecánicas
  • Parálogo de Goro Majima
  • Gran cantidad de contenido

Lo Malo

  • El modelo de Haruka
  • No se pueden recoger armas fuera del combate
9

Genial

Loco y apasionado por muchas cosas distintas de la vida, entre ellas los videojuegos. Prefiero un buen RPG antes que algo sin mayor historia, pero igual juego de todo, en especial si es para retar a algunos amigos. Animalista y bastante animal al mismo tiempo. El notero catete de algunos videos de Primer Player.

¿Olvidó la contraseña?

Cargando...