Radiant Historia: Perfect Chronology Review

Radiant Historia fue un título que salió para Nintendo DS en el año 2011 de la mano de Atlus y que su original forma para relatarnos los sucesos, así como su sistema de batalla se robaron el corazón de la prensa y los usuarios. Ahora que ha sido lanzado en 3DS 7 años después, veremos cómo se sostiene frente a la versión original.

A pesar de lo que se pensaba, en gran medida debido a la estrategia de Atlus al llevar juegos de DS3DSRadiant Historia Perfect Chronology no es ni un remaster, ni mucho menos un remake, sino que está en el limbo entre un port y, a lo más, un remaster flojo, sin embargo eso no quita que siga siendo una gran entrega.

Historia

Uno de los apartados más destacables de este RPG es, sin duda alguna, su original historia. El título nos lleva a un mundo de ficción donde vivimos en un mundo en guerra, que al mismo tiempo está siendo engullido por una veloz desertificación del planeta. Stocke, un hábil soldado es asignado a una misión para recoger a un espía que trae información del reino rival, mientras se le asignan dos acompañantes y se le entrega un misterioso libro, la White Chronicle. Al recibirlo, Stocke es capaz de ver a sus dos nuevos aliados muertos en un futuro cercano, por lo que se mantiene preocupado y confundido por su visión.

Finalmente se cumple su miedo; el también cae en combate, pero despierta en un extraño lugar donde dos personajes le dicen que con el poder de la White Chronicle puede reescribir la historia, tomando nuevas decisiones para que ni el ni sus amigos pasen por el trágico destino. Así es como comienza esta aventura, donde todas nuestras decisiones irán creando nuevas líneas temporales, que debemos ir explorando de forma parcelada para producir efectos en otras y así ir progresando. Esta perspectiva de todos los sucesos resulta impresionantemente efectiva y bien realizada, de modo que no se siente que la experiencia sea repetitiva, sino que se enriquece, ya que se profundiza mejor en los personajes, desenmarañando todos los misterios que se desarrollan en este distópico mundo de fantasía.

La tensión y angustia de saber lo que sucederá, mientras el mundo va adentrándose en una terrible guerra y es engullido por la arena es algo que se vuelve increíblemente palpable en los diálogos a lo largo del juego.

Además, sea agrega otra línea temporal en esta versión, con el nuevo personaje llamado Nemesia, que nos permitirá llevar más allá los relatos y la riqueza de Radiant Historia.

Jugabilidad

Como se mencionó anteriormente, la jugabilidad es otro aspecto fuerte de este RPG de Atlus, donde nos moveremos en este vasto mundo con los elementos propios de un título de rol clásico, comprando armas, pociones, armaduras y demases. Hasta ahí no hay mayor novedad, pero la maestría se desata con la forma de abordar la mecánica de viaje en el tiempo y cómo habilidades obtenidas en el “futuro A”, son útiles para secciones del “futuro C” y viceversa, haciendo que explorar todas las posibilidades sea vuelva divertido y necesario para resolver pequeños puzles o avanzar en eventos importantes del juego.

Al momento de abordar los combates, Radiant Historia, vuelve a sorprender, con su sistema único que hace uso de una “trama”, donde la posición de los enemigos en este tablero de 3×4 es fundamental y el orden de los ataques también lo es. Ya sean criaturas salvajes o soldados, los enemigos se ubican en el mencionado tablero, los cuales podremos mover con ataques/habilidades, como empujar al fondo, a la derecha, izquierda, etc., todo con el fin de que tras una sucesión de ataques, los rivales compartan una “casilla” en común, donde todos los que se encuentre en ella recibirán daño de toda habilidad que sea dirigida a ese espacio. Una vez terminado el turno, los enemigos retoman posiciones.

Gracias a lo último, es importante, también reordenar los turnos, por lo que podemos intercambiarlos con aliados o enemigos, dejando al personaje que hace el trueque más vulnerable a los ataques, pero al mismo tiempo nos permitirá acabar con todos -si lo hacemos bien- en un sólo turno, recibiendo bonos de experiencia.

Gráficos

En todo momento nos moveremos en mapas 3D, con sprites 2D, lo que le aporta un carácter muy agradable a este apartado que, lamentablemente, cae en lo flojo por algo que parece ser sencillamente dejación o malas decisiones.

Gráficamente el título es lo mismo que la entrega de DS: mismos sprites, mismos polígonos, mismas texturas, que lucen mucho mejor que en el 2011, porque han sido redimensionados para la pantalla del 3DS, pero fuera de eso no hay ningún tipo de mejora. No es que se vea mal, pero se ve la falta de empeño al llevar el juego a la nueva tecnología.

El arte, que era muy característico de la primera entrega, ha cambiado a un estilo un poco más comercial y menos interesante, pero que igual luce bien, dotando a los retratos de los personajes de necesarias expresiones durante los textos, que antes eran inexistentes. A muchos les molestó el cambio, pero igual se pueden obtener los retratos antiguos, aunque hablaremos de ello en su momento.

Lo que sí resultó una pésima decisión en este juego que exuda carácter en todos sus aspectos es el rediseño de la princesa Eruca, quien pasó de ser una elegante damisela a una chica rubia genérica que podría pertenecer a cualquier juego.

Gráficamente está bastante bien, pero vamos a castigar las malas decisiones y la dejación con el port.

Sonido

De la mano de Yoko Shimomura, llega un increíble soundtrack, que junto a nuevos sonidos ambientales y actuación de los diálogos, crean una atmósfera increíble, que ambienta espectacularmente esta entrega.

Shimomura, conocida por trabajar en juegos como Mario RPG, Kingdom Hearts, Final Fantasy XV y muchos más, nos trae hermosos arreglos con cuerdas y piano, que ambientan a la perfección pueblos, batallas y otras situaciones, siempre manteniendo el ambiente melancólico y decadente que se va fraguando constantemente durante la aventura.

Las actuaciones de voces, una novedad del título, están siempre presentes y están muy bien logradas, algo que Atlus sabe manejar bastante bien a estas alturas. Destaco principalmente al actor de voz que realiza a Stocke, que captura a la perfección la personalidad fría del protagonista, pero que es en realidad meditabunda y algo distraída, ayudando a que se empatice mucho mejor con un personaje que en 2011 pudo haber quedado como “plano”.

Innovación

Si bien Radiant Historia per sé es altamente innovador, la nueva versión para 3DS no parece haber aportado mucho a la fórmula, limitándose a sí misma con malas decisiones comerciales.

Si bien es un port de un juego de hace 7 años, la entrega sigue siendo revolucionaria, lo que es muy destacable, sin embargo, las novedades aportadas por Perfect Chronology no parecen ser mayores. Sí, tenemos una nueva línea de tiempo para explorar y enriquecer la historia, pero más allá de eso no hay nada.

Es grandioso que Atlus haya comprendido que muchos fanáticos deseaban el arte antiguo, dejando la opción de cambiarlo… por la módica suma de $2.49. Sí, hay que pagar casi $3 dólares para tener un pequeño paquete de dibujos.

Optimización

En este apartado el trabajo que se ha hecho es, por decirlo de forma suave, pobre. Sí, el juego corre más rápido, casi no carga y es muy estable en su rendimiento, pero fuera de eso hay una mezcla entre dejación y usura.

Se agradece mucho el nuevo menú, tener un mapa accesible en la pantalla inferior y que el juego corra de forma casi impoluta, pero fuera de eso la tecnología de 3DS no se ha ocupado para nada: no hay función 3D, aunque se entiende que ya casi nadie la utilice, pero tampoco hay uso del streetpass, a lo que se le pudo haber dado un usp interesante, como Atlus ya lo ha hecho con otras entregas en esta consola.

No sólo eso, sino que la única gracia del 3DS aprovechada, más allá de su mayor potencia y capacidad de almacenamiento, es su facilidad -al menos mejor que el DS– para conectarse a internet y comprar DLC. Todo se compra, incluso elementos que planean ser importantes para el desarrollo de la trama y que, si ya estás pagando una suma importante de dinero por un juego que ya salió, al que no se le agregó mayor cosa, no estaba de más que el contenido fuese gratuito. Los retratos antiguos se compran (mala idea si quieres una experiencia artística interesante, ya que los personajes nuevos mantienen su arte renovado), retratos chibi se compran (más comprensible al tratarse de un “lujo”), pero no es comprensible que un capítulo que aporta nuevas luces sobre el origen del mundo planteado por el juego también se adquiera aparte, o resoluciones de conflictos pendientes entre otros personajes también deban ser comprados. Hay ítems especiales que no aportan mucho y una especie de parálogo con la clásica escena de baños termales, que no es más que una excusa para ver a los personajes semidesnudos, que sí justifican que sean de pago, ya que no son necesarios de ninguna forma.

En fin, Radiant Historia Perfect Chronology es un gran juego, un imperdible para los usuarios de 3DS o fanáticos del RPG que, lamentablemente pierde muchos puntos en aspectos que no son fundamentales para el goce del juego. Si ya tienes la versión de DS reconsidera adquirir ésta, tal vez sea innecesario. Si no tienes la versión de 2011, es imperante que consigas esta entrega.

  • Historia: 10
  • Jugabilidad: 9
  • Gráficos: 7
  • Sonido: 10
  • Innovación: 6
  • Optimización: 4

 

Lo Bueno

  • Historia fenomenal
  • Gran jugabilidad
  • Actuaciones de voz bien lograsas
  • Espectacular banda sonora

Lo Malo

  • Dejación en llevar el juego a 3DS
  • Elementos importantes escondidos tras DLC de pago
7.7

Bueno

Loco y apasionado por muchas cosas distintas de la vida, entre ellas los videojuegos. Prefiero un buen RPG antes que algo sin mayor historia, pero igual juego de todo, en especial si es para retar a algunos amigos. Animalista y bastante animal al mismo tiempo. El notero catete de algunos videos de Primer Player.

¿Olvidó la contraseña?

Cargando...