Pokémon Red/Blue/Yellow Review

Este 2016 se celebra el aniversario número 20 de Pokémon y para celebrarlo, junto con su salida en la Consola Virtual de 3DS, analizaremos las primeras entregas de la grandiosa saga.

En el año 1996 salían en Japón dos revolucionarios títulos para la consola Gameboy: Pokémon Red y Pokémon Green, que luego fueron reemplazados por las dos ediciones definitivas: Red y Blue. Esto se debió a dos problemas de sus primeras entregas: por una parte, los supuestos suicidios de los niños con la música del pueblo Lavanda y los horrendos sprites que lucían los Pokémon.

Esto fue arreglado en cierta manera y junto al animé el año 1998, recibimos estos dos títulos para Gameboy, más tarde ese mismo año se lanzó Pokémon Yellow, una versión mejorada de los anteriores y que estaba basada en el animé, debido a su gran popularidad.

Historia

En los tres títulos la historia es muy sencilla: eres un niño que quiere convertirse en maestro Pokémon y para eso, debes formar el equipo perfecto, capturando y entrenando a estas criaturas en las pokéballs. Con un máximo de 6 criaturas acompañantes –y varias otras que puedes guardar en computadores especializados- debes recorrer toda la región venciendo a los 8 líderes de gimnasio, para obtener las ocho medallas que te permitirán entrar a la Liga Pokémon y así vencer a los mejores, para convertirte en el entrenador más poderoso de la región. Todo esto mientras detienes al misterioso Equipo Rocket.

En el caso de Red y Blue, sólo puedes elegir uno de los tres pokemones iniciales: Charmander, Squirtle o Bulbasaur, mientras que en Yellow, al estar basado en la serie, sólo tienes la opción de partir con Pikachu.

Jugabilidad

El título es un RPG sencillo, donde la estrategia reside más que nada en el elemento que tiene la criatura seleccionada para combatir, versus el elemento del contrincante. Por ejemplo, los tipo planta son débiles al fuego, que a su vez son débiles al agua y así. La idea es coleccionar las 150 criaturas (151 contando a Mew, que se obtiene por eventos o a través de un glitch) y luchar con tus 6 mejores Pokémon para avanzar en tu aventura. Lo demás es viajar de pueblo en pueblo, encuentros con entrenadores sedientos por luchar y encontrar criaturas para mejorar tu escuadrón al entrar en zonas donde haya de ellas, como cavernas o césped largo.

Gráficos

Gráficamente los juegos lucen bastante bien, tomando en cuenta las limitaciones del Gameboy, donde podemos ver escenarios con movimiento de fondo, transiciones interesantes antes de la batalla y animaciones para cada ataque. Hay que destacar que cada entrega mejoró gráficamente respecto a la anterior en un aspecto: los sprites de los monstruos de bolsillo en Green eran sencillamente horrendos, en Red y Blue los mejoraron bastante, aunque hay errores grandes al momento de dibujar a los Pokémon, si los comparamos con sus diseños originales. En Yellow esto se arregló, porque al salir luego del animé, a los jugadores les parecían raras las criaturas, ya que las originales eran muy diferentes a las vistas en la serie de TV. Por lo tanto la última entrega de la primera generación se encargó de hacer los sprites lo más parecidos posible a la serie.

Incluso el entrenador, normalmente conocido como Red, se le agregó un mechón de pelo para parecerse más a Ash.

Pero el juego falló terriblemente en algo: los gráficos de espalda de tus propios pokemones, ya que son muy pixelados, pero no sólo eso, sino que son terriblemente mal hechos, habiendo algunos que ni siquiera se entiende qué son. Éste molesto detalle no mejoró en ninguna entrega de la generación.

Sonido

En cuanto a sonido, nos esperan grandes tonadas 8 bits, que se quedarán grabadas en nuestra memoria, al ser perfectamente apropiadas para representar cada atmósfera del juego. En este aspecto podemos decir que es impecable, salvo que la tonada de inicio de las batallas es demasiado ruidosa y llega a ser molesta. Por lo demás, es un deleite.

Optimización

Si hablamos de este aspecto, los tres (o cuatro) juegos sacan lo máximo de la consola portátil de Nintendo, especialmente Yellow, al ser mucho más cuidadosos con encantar a los fans del animé que vimos en Cartoon Network o Chilevisión. El juego corre perfecto en todo momento. La gran falla –vuelvo a ella por lo molesta que es- son los sprites de los Pokémon, que hace casi irreconocible a la criatura que estás utilizando.

Innovación

Si hablamos de este aspecto, podríamos decir que Pokémon no innovó en su sistema de batalla, ni de coleccionar criaturas, sino que lo popularizó por todo el mundo, ya que había sagas RPG más de nicho que ya funcionaban bajo ideas casi iguales. Lo que sí fue magnífico es la posibilidad de evolucionar de las criaturas, cambiando a formas mucho más poderosas y la inclusión del cable link, que permitía conectar dos consolas e intercambiar criaturas con algún amigo y hasta luchar contra él. Quizás estos dos detalles fueron los que más encantaron en la época.

Debido a lo mencionado anteriormente, vamos a calificar a los juegos de la primera generación de Pokémon:

  • Jugabilidad: 9/10
  • Gráfica: 7/10
  • Historia: 8/10
  • Sonido: 9/10
  • Optimización: 8/10
  • Innovación: 7/10

Lo Bueno

  • Jugabilidad adictiva
  • Evolución de las criaturas
  • Gran variedad de Pokémon
  • Uso del Cable Link

Lo Malo

  • Sprites mal realizados
  • Música molesta al iniciar una batalla
8

Muy bueno

Loco y apasionado por muchas cosas distintas de la vida, entre ellas los videojuegos. Prefiero un buen RPG antes que algo sin mayor historia, pero igual juego de todo, en especial si es para retar a algunos amigos. Animalista y bastante animal al mismo tiempo. El notero catete de algunos videos de Primer Player.

¿Olvidó la contraseña?

Cargando...