Fire Emblem Fates Review

Luego de la gran entrega que recibimos para Nintendo 3DS en 2012, Fire Emblem: Awakening, 4 años después nos llega Fire Emblem Fates para la misma consola, reviviendo y puliendo toda la magia que cautivó a la crítica del medio.

Elige tu destino

Fire Emblem Fates ha llegado a nuestro continente con la novedosa apuesta de parte de Intelligent Systems de que la historia del título se divida en 2 ramas distintas: Conquest,  y Birthright. Éstas se compran en cartuchos por separado como lo harías con títulos de Pokémon, aunque si adquieres cualquiera de ellos, podrás obtener dentro del juego a precio rebajado la rama faltante, es decir, la que no tienes físicamente.

Una vez terminadas ambas tramas, donde deberás hacer la angustiosa elección de luchar contra la familia que te crió desde bebé y con quien tienes lazos estrechos, o hacerlo contra aquella de la que proviene realmente tu sangre y que admiras por su amor a la paz; podrás acceder a Revelations, un modo donde se aclara todo lo que quedó a medio contar en los misterios que esconden los reinos rivales de Nohr y Hoshido. Aunque si tienes la edición coleccionista del título, vienen las tres opciones ya integradas dentro del juego.

La elección que hagas (o que venga predeterminada por tu compra), tendrá serios efectos en el desarrollo de este espectacular juego.

Historia

La historia de Fire Emblem Fates nos habla de dos poderosos  reinos en conflicto, que luchan por misteriosas razones. En el reino de Nohr, quienes tienen a un líder ávido de destrucción y despiadado aparece nuestro héroe o heroína, a quien llamaremos por su nombre genérico de Corrin. Nuestro personaje se crió en Nohr y siente al reino como su hogar, hasta que luego de una serie de incidentes termina “preso” en el reino de Hoshido, donde todos lo reconocen y tratan  como a un hermano secuestrado a temprana edad por el cruel rey del imperio rival.

Al recuperar sus recuerdos, Corrin se da cuenta que efectivamente fue criado en Nohr, pero que fue brutalmente arrancado de su verdadera familia, los Hoshido.

Es así como comienza a tramarse una densa red moral y emocional, donde Corrin debe decidir a quién seguir, pero al mismo tiempo a quién traicionar. A pesar de que quiere acabar con la guerra, debe tomar un lado en ésta.

Podemos ver que la historia dividida en ramas es muy interesante y permite una riqueza narrativa llena de tensión, ya que el juego logra involucrarte totalmente con los personajes, nunca antes vista en Fire Emblem. Por supuesto, luego vienen más sorpresas, pero lo dejaremos hasta aquí, destacando este aspecto como uno de los puntos clave del juego de Nintendo.

Jugablidad

En su jugabilidad es muy similar a todos los Fire Emblem, pero sólo en el hecho de ser un RPG Táctico por turnos, puesto que añade montones de nuevo contenido para fortalecer la experiencia. Por ejemplo, se ha añadido la habilidad “Dragon Vein”, que te permite alterar ciertos puntos del mapa con el poder del dragón que fluye por tu sangre real. Puedes crear puentes donde antes había precipicios, destruir montañas, etc. Debe tenerse en cuenta que esta no es una facilidad que te entregue Fire Emblem, sino un elemento extra de estrategia, porque el camino que abras también puede servirle al enemigo, así como la montaña que destruyas puede perjudicarte, ya que esos tipos de terreno elevan los stats de los personajes. El juego sigue siendo estrategia pura y dura.

Otro añadido muy divertido es My Castle, que es básicamente un fuerte en blanco que te pertenece y en el que puedes poner diversos tipos de instalaciones, edificios, obtener recursos, conversar, pasear, etc. En este sentido se innova mucho en la franquicia.

Por supuesto, al hacer que dos aliados luchen hombro a hombro fortalecerá su relación, pudiendo llegar a casarse, lo que hará que cuando estén juntos en combate se refuercen gracias a su estrecho lazo. Cabe destacar, que este sistema llamado support se mide de la D a la S, pero que a diferencia de la entrega anterior, no es necesario un alto nivel de “fiato”, para que los personajes se ayuden defendiéndose entre sí o cooperando con algún ataque extra, en ese sentido es más fácil la lucha, lo que se compensa con la elevada dificultad respecto a Awakening.

Para quienes son seguidores acérrimos de la saga, siguen integrados los modos clásicos que la caracterizan, donde la dificultad es alta y si una unidad muere en combate, está perdida para siempre. Hay para todos los gustos, ya que también está la dificultad más casual, donde las unidades no mueren y la inteligencia artificial no te pondrá en tantos aprietos.

Eso sí, FireEmblemFates: Conquest es más difícil que Birthright, puesto que los aliados ganarán menos experiencia y dinero en combate, recursos que son preciosos dentro de este título. Conquest no te permitirá levelear libremente, por lo que se recomienda comenzar con Birthright.

Gráfica

Se nota una considerable mejora respecto a Awakening, tanto en los personajes con más polígonos y mejores texturas, como en todo el apartado en general. Por ejemplo, antes si te encontrabas en una parte del mapa cercana a un puente y comenzabas una lucha, ésta simplemente se vería en un entorno genérico similar a todo el mapa. Pero en Fates, la lucha se da justo en el lugar en el que estás, ya que no son dos entornos diferentes. Esto le da mucha riqueza y credibilidad a la aventura.

Las cinemáticas siguen siendo espectaculares, especialmente la del inicio, que esta vez se nota con claridad el precioso 3D de ella. Si Fire Emblem: Awakening utilizaba bien el efecto 3D de la consola, éste le saca mucho provecho, haciendo que valga totalmente la pena tenerlo activado.

Hay algunos errores por aquí y por allá, como la desaparición de un asset de pasto en una conversación casi al principio, que si bien son menores, cuentan y molestan.

Innovación

En cuanto a innovación se sigue con la receta clásica, pero remezclada y con nuevos sabores, que sólo potencian las cualidades de Fire Emblem. Dentro de esto destacamos las 3 ramas de historia, la posibilidad de construir y administrar tu ciudad para obtener mejores armas, por ejemplo; y el inteligente uso de los amiibo, que nos permiten reclutar a queridos amigos de antiguas aventuras.

Sin duda es la entrega que más se ha arriesgado en cuanto a esto. Aunque sigo descontento con la poca personalización que se le puede dar a Corrin en cuanto a su aspecto y especialmente en lo que respecta a la voz.

Además, el entorno gráfico ha sido simplificado, para favorecer la comprensión para todo nivel de usuarios.

La innovación es el punto más fuerte de este título, aunque se detalle cada novedad en su respectivo apartado.

Optimización

Es importante notar que el título está prolijamente optimizado para la plataforma 3DS, haciendo un uso brillante del 3D, de los amiibo, no se ven caídas de framerate, ni mucho menos dientes de sierra en cualquier versión de la consola que tengas. Todo esto, tomando en cuenta la importante mejora gráfica, y por lo tanto mayor exigencia, que recibe el juego, es digno de admirar.

Sonido

Sobre la música no hay mucho que decir, es buena, pero no destacable. Ambienta perfectamente todos los momentos, pero difícilmente recordarás alguna luego de apagar la consola.

Resumen

Fire Emblem Fates logró lo inesperado: superar en calidad a Awakening, entregar un juego que se siente fresco, a pesar de tener sus raíces en 1987, gracias a la innovación entregada y sacarle el jugo a 3DS en todo aspecto.

  • Historia: 8/10
  • Jugabilidad: 9/10
  • Gráfica: 7/10
  • Innovación: 9/10
  • Optimización: 9/10
  • Sonido: 6/10

Lo Bueno

  • Personajes carismáticos
  • Historia fascinante
  • Gameplay mejorado
  • Uso de amiibo
  • 3 historias diferentes

Lo Malo

  • Censura exagerada y hecha a la rápida
  • Poca personalización del protagonista
8

Muy bueno

Loco y apasionado por muchas cosas distintas de la vida, entre ellas los videojuegos. Prefiero un buen RPG antes que algo sin mayor historia, pero igual juego de todo, en especial si es para retar a algunos amigos. Animalista y bastante animal al mismo tiempo. El notero catete de algunos videos de Primer Player.

¿Olvidó la contraseña?

Cargando...