Dissidia NT: Final Fantasy Review

Final Fantasy Dissidia, el popular spinoff de la aún más popular franquicia de Square Enix llega a PlayStation 4 con NT, la entrega que era exclusiva de arcades japoneses y que ahora ha sido lanzada en formato casero. Si bien los Dissidia anteriores fueron del gusto de los fans, Dissidia NT cambia varios elementos que cambian mucho la dinámica del juego. ¿Habrá sido una buena decisión? ¿Es NT un título que valga la pena? No te pierdas este review.

Jugabilidad

Como ya se sabe, Dissidia NT ha tomado un rumbo diferente dentro del género de combate al que pertenece, creando un estilo bastante propio, que puede ser para el agrado de muchos y molestia de otros.

Lo primero que se ha alterado es el hecho de que las luchas son siempre de equipos de 3 vs 3 simultáneamente, lo que nos hace estar pendientes de todo el caos que está siendo desatado en el nivel. Otro cambio interesante es la incorporación de los summons como Ifrit, Shiva, Odin, etc., los cuales se invocan destruyendo Cores que aparecen de vez en cuando en el mapa y que te van llenando la barra para realizar la invocación. Una vez lograda, el coloso de turno se paseará por el escenario lanzando toda clase de poderes que son de gran ayuda para desestabilizar al equipo oponente.

Una adición agradable son las habilidades EX, que son pequeños spells equipables que nos permiten envenenar a los enemigos, hacer buffs del equipo, debuffs de los rivales, entre muchos efectos.

Pero sin duda el cambio más polémico es el del sistema de lucha mismo. En el papel luce raro, poco práctico, pero en ejecución es bastante entretenido y hace que el juego se salve de ser un mero machaca-botones donde el ataque lo es todo.

Cada personaje tiene dos tipos de ataques, los que tienen los clásicos nombres complicados de la jerga Square Enix, pero para simplificar las cosas, un tipo de ataque no le resta vida al enemigo, pero le resta fuerza al tiempo que te da fuerza a ti. Esta fuerza robada se puede usar para lanzar un ataque al HP del enemigo, para así causar la incapacitación de los personajes. Es decir, acumulas puntos de ataque con cada golpe a los bravery points; y usas estos bravery points con ataques a la salud del enemigo. Es uan mecánica de acumular y liberar.

Además, es importante mantenerse robando los BP del enemigo, porque en cualquier momento puede acumular varios y lanzar un ataque que te aniquile con un solo golpe.

Debo reconocer que el sistema de batalla me sorprendió gratamente al ser sencillo, accesible y muy entretenido. El problema real del juego, sin embargo, nace con los modos de juego.

Primer gran error: el modo historia se desbloquea por escenas acumulando puntos en batalla, lo cual hace que no sea sencillo seguir el hilo del relato. Me gusta la idea de ir revelando de a poco la historia, pero obtener los “memoria” necesarios para acceder a una cutscene de 30 segundos toma bastante más tiempo. A eso sumado el hecho de que no es un relato que sea demasiado motivante, pero eso lo veremos después.

Los demás modos de juego son entretenidos, pero escasos. Se nota que Dissidia NT está enfocado en el online, pero su jugabilidad simple y ausencia de multiplayer local no lo hacen un juego que vaya a tener una larga vida como juego de cabecera. Lo único que alarga su vida útil es desbloquear la historia y tratar de comprar trajes para los luchadores y canciones para los combates.

Historia

Estos videojuegos centrados en el fan service tipo “se reunieron muchas dimensiones y ahora tenemos que derrotar a un enemigo común para volver a nuestros mundos” suelen tener una historia bastante mediocre, tirando a mala, lo que es el caso de Dissidia NT, aunque se ve un esfuerzo por trabajar con los limitados recursos que dejan esta clase de propuestas.

Una vez más héroes y villanos son convocados a una dimensión donde deben enfrentarse para instaurar el orden o el caos. Ninguna novedad. Eso sí, destaca mucho el que los personajes tan dispares encajen tan bien entre sí y que no sean fieles siervos del bien o del mal, sino que cuestionen los sucesos, se rebelen, entre otros detalles que le dan más vida a un relato que podría haber sido muy plano.

La historia es severamente castigada por esto de estarla viendo por pedazos separados por, al menos, media hora de jugar en modo arcade u online, aunque le reconocemos el valor de que tiene varios caminos posibles para explorar, lo que no la hace más atractiva, pero sí intrincada.

Gráficos

Gráficamente Square Enix siempre sabe lo que hace y Dissidia NT no es la excepción. Los modelos de los personajes son increíbles, los efectos en combate, de los summon, la destrucción de los escenarios, son simplemente excepcionales, pero el juego se cae en detalles pequeños, aunque básicos e incómodos.

Un grave error que era más típico de generaciones pasadas es hacer los textos extremadamente pequeños, mucho más allá de lo necesario. Al final no beneficia en nada al juego, puesto que sobra espacio para escribir, sólo que la fuente es pequeña “porque sí”.

Otro error muy molesto hace referencia al texto, también, y es el color de algunas letras. Como en todo Final Fantasy, hay que leer, pero si ya se dificulta con una fuente exageradamente pequeña, esto es peor cuando el juego intenta destacar conceptos importantes con un color violeta, que hace que las letras se pierdan con facilidad en el fondo y que sean todavía más difíciles de leer.

Sonido

Con Final Fantasy el aspecto sonoro suele ser impecable, mucho más en un juego que tiene toda la banda sonora de una saga famosa por su calidad en este aspecto, aunque los desarrolladores igual se las ingeniaron para que no fuera perfecto que, siendo sinceros, no era difícil de lograr.

El juego cuenta con las versiones originales, remixes electrónicos y versiones cargadas al metal de los temas más populares de los 30 años de franquicia, siendo una delicia para escuchar, manteniendo siempre ese virtuosismo en ejecución y composición, que logra ambientar de forma excelente los momentos vividos en escenas o batallas. Aun así, por algún motivo, a los desarrolladores se les ocurrió meter entre medio de las piezas de Nobuo Uematsu y Yoko Shimomura un horroroso rock de principios de los 2000, que recuerda a grupos como Offspring o Blink 182. El problema no es el tipo de música, sino que no encaja en nada con el contexto de Dissidia.

Innovación

Para pesar de algunos y alegría de otros, el juego innova bastante introduciendo su renovado sistema de batalla y todos los elementos que trae consigo, por lo que hay que reconocer el esfuerzo que hubo de por medio en no entregar más de lo mismo, sólo que con mejoras gráficas.

Sí hubiese sido bueno que algunas ideas maduraran y no hubiesen sido creadas con el único fin de tapar los vacíos que deja NT, como el hecho de “comprar” capítulos de la historia, que no es más que una estrategia para extender artificialmente la vida útil del juego.

Optimización

Dissidia NT corre muy bien en cualquier modelo de PlayStation 4. Es sorprendente la fluidez que logra el juego con tantos elementos en pantalla, efectos y exhibiendo unos modelos de personajes bastante bien logrados. Hasta los tiempos de carga son muy breves, lo cual es un gran plus.

En este apartado el único gran error es que, por motivos que desconozco, al conectarse para buscar batallas online, a veces aparece la opción de abandonar la búsqueda y volver a otra pantalla, mientras que en otras ocasiones la opción desaparece como si nunca hubiese existido. El problema es que si no encuentras una pelea o entraste por error, no puedes abandonar el lobby, teniendo como única opción terminar el posible combate y elegir manualmente a dónde ir, o cerrar la aplicación y abrirla de nuevo. Un feo detalle que pasó desapercibido por la gente de Square Enix.

Como resumen, Dissidia NT: Final Fantasy es un juego entretenido, aunque breve de contenido y con errores absurdos, lo que compensa con una jugabilidad agradable y bien desarrollada. No es un título dirigido para cualquier persona, sino para quienes siguen la franquicia y desean volver a ver a sus antiguos amigos y rivales en una entrega HD y de acción. Los seguidores de Final Fantasy lo disfrutarán suficiente. Los que no están interesados en la saga o no se consideran grandes fans, no tienen ningún provecho que sacarle a esta entrega.

  • Jugabilidad: 7
  • Historia: 5
  • Gráficos: 8
  • Sonido: 9
  • Innovación: 7
  • Optimización: 8

Lo Bueno

  • Propuesta novedosa
  • Excelentes gráficos
  • Gran banda sonora
  • Gameplay sencillo pero entretenido

Lo Malo

  • Historia poco atractiva
  • Se "compran" pedazos de la historia
  • Secciones con texto ilegible
  • Errores varios
7.3

Bueno

Loco y apasionado por muchas cosas distintas de la vida, entre ellas los videojuegos. Prefiero un buen RPG antes que algo sin mayor historia, pero igual juego de todo, en especial si es para retar a algunos amigos. Animalista y bastante animal al mismo tiempo. El notero catete de algunos videos de Primer Player.

¿Olvidó la contraseña?

Cargando...