Bravely Second: End Layer Review

Square Enix vuelve a la carga con la secuela de Bravely Default, un exitoso juego que llegó a América en 2014 y que encantó a millones con sus mecánicas a lo Final Fantasy y un clásico pero pulido estilo RPG.

Historia

Comenzamos a caminar por terreno pedregoso. Muchos, incluyéndome, criticaron duramente la pésima historia de Bravely Default, que parece haber sido escrita en un apuro y, más que nada por cumplir; por hacer la tarea y que la profesora no te regañe. De hecho, carecía de todo sentido en su momento. Además de eso, los personajes principales eran extremadamente planos y aburridos, exceptuando por Edea Ringabel, que se robaron la película con sus caracteres fuertes.

En este caso nos encontramos con una historia mejorada, pero que sigue siendo el punto más débil del juego, que por momentos se cae y se torna algo plana, pero al menos son sólo momentos, a diferencia de su precuela.

Todo comienza cuando Agnés Oblige, protagonista del anterior, es papisa de la ortodoxia (algo así como una iglesia que gira en torno al culto a los cristales) y es secuestrada por un villano misterioso que derrota fácilmente a quienes trataron de defenderla. Entre ellos está Yew, el nuevo protagonista, quien luego se une a Edea, Magnolia (una misteriosa mujer que llega de la Luna) y Tiz, quien es sacado de la cámara donde se estaba recuperando de los eventos ocurridos dos años antes.

El desarrollo de los personajes es mejor que antes, pero siendo Square Enix, le falta mucho todavía. Yew es un personaje demasiado optimista y noble (un clon de Tiz), Magnolia es graciosa, pero bastante cliché, Tiz sigue siendo el mismo, por lo que tenemos dos personajes muy similares. Una vez más el sabor de la party recae en Edea, quien con su fuerte carácter resulta más llamativa y entretenida. Incluso Agnés a quien se le criticó mucho su personalidad plana y aburrida, ha evolucionado y sacado mayor partido de su total despiste e inocencia, volviéndose casi encantadora.

No es un juego recomendado para los amantes de una buena historia, sino que para los que gozan mecánicas RPG y disfrutan de un buen reto. En 3DS las buenas historias son casi monopolizadas por Atlus.

El juego incluso, al principio cuenta todo lo sucedido en Bravely Default, para que no sea estrictamente necesario haberlo jugado para entender este. Probablemente debido a que pocos se aventurarían a jugar un videojuego tan criticado por el tedio de su historia.

Jugabilidad

La jugabilidad del anterior no era nada mala, por lo que éste título no metió mucho las manos en este aspecto. Se pule el sistema de batallas, automatizando o facilitando el sistema de Brave y de Default, para poder atacar muchas veces en un turno, o para defendernos y acumular puntos de Brave, respectivamente. Es un pequeño detalle, pero hace menos tediosas las batallas.

Además, si ganas en un turno, llegan nuevas oleadas de enemigos, que puedes aceptar o rechazar, para multiplicar las ganancias obtenidas en batalla. Si logras volver a ganar en un turno sucede lo mismo. Si pierdes, eso sí, se esfumarán todos los puntos o dinero obtenidos en esa seguidilla de batallas. Esto no facilita el juego, sino que hace que el subir de nivel consuma menos tiempo y sea más desafiante.

Por otra parte, el sistema de Jobs se mantiene, pudiendo acceder a 30 de ellos entre la historia principal y las sidequests. Hay unos muy originales, que al combinarlos dan lugar a grandes estrategias. En esto reside el mayor carisma del juego.

Gráficos

Al igual que en Bravely Default, nos encontramos ante un juego que gráficamente destaca por su belleza, especialmente si hablamos de los fondos, que una vez más están dibujados a mano y perfectamente adaptados para el 3D de nuestras consolas 3DS. Las ciudades, que de por sí eran hermosas en la primera entrega, mejoran notoriamente en Bravely Second, donde se añaden más capas de profundidad y pareciera están dibujadas especialmente para jugar con el efecto 3D, dejando muy por detrás a lo visto en la primera entrega. Lo mismo sucede en algunos dungeons, donde el sólo hecho de pasear por ellos es un deleite visual para los jugadores.

Donde se cae un poco en este aspecto, es que los modelos 3D siguen siendo débiles, sin haber mejora alguna respecto a Bravely Default, lo que hace que estéticamente pueda llegar a parecer una expansión del primero. Conociendo las capacidades de la consola de Nintendo, los de Square Enix pudieron haber pulido mucho más su trabajo 3D.

Una cosa que me molesta desde el inicio de la saga y que continúa en esta entrega es que al entrar a una tienda o hablar con el aventurero, se muestra una imagen del modelo 3D de éstos. El problema es que se ven en su versión extremadamente “low poly” (pocos polígonos) del juego, haciendo parecer que esos detalles fueron hechos a la rápida. No costaba mucho hacer una versión mejorada de los modelos sólo para “la foto” o un dibujo de ellos.

Por lo demás, el juego es bastante bello en este aspecto.

Innovación

En este sentido el juego no se arriesga mucho, siendo casi igual a Bravely Default, excepto por el tema de lo pulido que está el sistema de batallas.

Por otra parte gráficamente es casi lo mismo, la navegación es igual a lo ya visto, recorreremos ciudades ya conocidas, que ni siquiera fueron retocadas, sino que son un verdadero reciclaje de un juego lanzado originalmente hace 4 años. Con sólo decir que hasta hay dungeons idénticos a los de BD, se dice todo. Es una gran obra, pero parece que a Square Enix le da pereza por momentos hacerlo bien.

En todo caso algo que se agradece mucho, es que hay más animaciones durante momentos claves de la historia, donde en vez de ver a los personajes estáticos hablando, se mueven o se hacen tomas más dinámicas e interesantes. No tienen el mejor ritmo del mundo, ni mucho menos sorprenden en dramatismo, pero al menos hacen sentir que hubo algo de preocupación en esa parte del título.

El Streetpass funciona exactamente igual que en Bravely Default, sólo que en vez de reconstruir Norende, tenemos que hacerlo con un poblado en la luna.

Optimización

El juego utiliza bien todos los recursos de la consola. Pareciera caerse un poco en cuanto a FPS en los modelos antiguos de 3DS, pero nada del otro mundo. El Streetpass, el 3D, que son elementos que rara vez se usan bien, están bien aprovechados.

Sonido

Esto es lo que más gustó de Bravely Second, ya que REVO se encargó de entregarnos un soundtrack claramente de metal sinfónico, power metal, para ser más precisos. Este estilo de REVO, claramente basado en Rhapsody (of Fire), fue muy novedoso para un RPG, aunque a veces era algo cansador. Esta vez tenemos más movimiento entre orquesta suave o poderosa y momentos con potentes guitarras y baterías veloces. Hay un mejor dinamismo musical y eso se agradece. Las melodías son bastante buenas para ambientar las distintas situaciones que enfrentaremos.

En resumen, estamos ante un título RPG bien ejecutado en todo, excepto en lo que respecta a la narrativa, pero que de todas formas representa una grata experiencia para los amantes del Rol. Lo demás son caídas menores.

  • Gráfica: 8/10
  • Historia: 6/10
  • Jugabilidad: 7/10
  • Fotografía: 9/10
  • Innovación: 5/10
  • Optimización: 9/10
  • Sonido: 8/10

Lo Bueno

  • Buena música
  • Excelentes mecánicas RPG
  • Mucha estrategia
  • Paisajes hermosos
  • Buen uso del 3D

Lo Malo

  • Modelos 3D muy débiles
  • Historia poco llamativa
  • Reciclaje musical, gráfico y de dungeons
8.7

Muy bueno

Loco y apasionado por muchas cosas distintas de la vida, entre ellas los videojuegos. Prefiero un buen RPG antes que algo sin mayor historia, pero igual juego de todo, en especial si es para retar a algunos amigos. Animalista y bastante animal al mismo tiempo. El notero catete de algunos videos de Primer Player.

¿Olvidó la contraseña?

Cargando...